domingo, 8 de febrero de 2015

Medidas de mejora de eficiencia energética en viviendas y empresas de bajo coste

1 comentario:

Mejorar la eficiencia energética de un negocio o una vivienda no siempre implica grandes inversiones. Es más, en la mayoría de los casos con muy pequeños desembolsos económicos pueden conseguirse reducciones en la facturación espectaculares.

Además, la mayoría de estas medidas pueden realizarse por el propio usuario o contratando los servicios de un asesor energético a bajo coste. Pasamos a describir algunas muy interesantes:

1. La sustitución de las luminarias por otras más eficientes es imprescindible y la base de un sistema energético más económico. Seguir utilizando las tradicionales lámparas incandescentes no tiene hoy en día ningún sentido práctico. Por lo tanto, deben sustituirse por bombillas de bajo consumo.

En el mercado existen dos tecnologías de iluminación eficientes, las lámparas fluorescentes y las LEDs. Estas últimas cada vez se están utilizando en mayor medida debido a que son las que menos consumen, no tienen materiales tóxicos, se encienden de inmediato incluso a muy bajas temperaturas, son las que más duran y su mantenimiento es nulo.

2. La utilización de temporizadores y detectores de movimiento en estancias que no se utilicen todo el tiempo, como almacenes, aseos y archivos, reduce considerablemente el consumo energético del inmueble. Además estos dispositivos son de muy fácil instalación y prácticamente no requieren obras.

3. Cada actividad que se realice en una estancia requiere unas necesidades lumínicas. Por este motivo es importante adaptar cada espacio según las funciones que se vayan a desarrollar en él. El Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético (IDAE) ha publicado una guía que puede ser utilizada para realizar estos cálculos. Se encuentra disponible en la siguiente dirección web: 

http://www.idae.es/uploads/documentos/documentos_5573_GT_iluminacion_oficinas_01_dacd0f81.pdf
 
Como vemos, la aplicación de medidas de eficiencia energética, no implican en la mayoría de los casos, conocimientos profundos de ingeniería o grandes desembolsos económicos. Sólo es necesario planteárselo estratégicamente y articular los mecanismos para que la empresa lo incorpore a su rutina empresarial

miércoles, 4 de febrero de 2015

Como mejorar la eficiencia energética de mi negocio a coste cero

1 comentario:
La eficiencia energética tiene como uno de sus objetivos fundamentales disponer de  toda la energía necesaria para desarrollar una actividad empresarial al menor coste y produciendo, por tanto, la menor contaminación posible.
 
Las pequeñas y medianas empresas pueden adoptar medidas de eficiencia energética muy potentes sin realizar un gran desembolso económico (en muchos casos sin realizar ningún gasto), obteniendo una disminución importante de sus costes energéticos.
 
Vamos a exponer a continuación cuales serían las medidas más recomendables que podrían adoptar:
 
1. La iluminación natural debe usarse siempre que esté disponible. Para ciudades situadas en el hemisferio norte del planeta, las fachadas de sus edificios orientados al sur recibirán gran cantidad de energía solar que estará disponible durante los meses de invierno, por lo que habrá que despejar los huecos en los cerramientos durante las horas diurnas. Además de conseguir una mayor iluminación permitiremos la entrada de radiación solar que caldeará las estancias. 
 
Las fachadas orientadas al este recibirán luz hasta el mediodía y las orientadas al oeste desde el mediodía hasta la puesta del Sol. Las orientadas al norte no recibirán radiación solar directa, pero si difusa que deberán aprovechar también. No obstante, es importante tener en cuenta lo siguiente:
 
Los huecos (ventanas, lucernarios, puertas, etc.) de la fachada norte serán grandes trasmisores de energía interna del edificio. Por lo tanto, todas las ventanas de esta fachada, si las estancias no están siendo utilizadas, deberán estar cerradas y con las persianas bajadas. Por el contrario, los huecos de la fachada sur permanecerán con las ventanas cerradas pero las persianas subidas aunque no estén siendo utilizados para aprovechar el efecto invernadero que el cristal produce dentro del edificio.
 
En los meses de verano y siempre que no se esté utilizando un equipo de aire acondicionado, las ventanas orientadas al norte permanecerán abiertas y con las persianas subidas. Las orientadas al sur también permanecerán abiertas y con las persianas subidas ya que al estar el Sol más alto la radiación solar no entrará en la estancia.
 
2. Todas las luminarias, así como los portalámparas donde están instaladas, deben cumplir un programa de mantenimiento y limpieza. Se deben limpiar todas trimestralmente utilizando agua jabonosa y un trapo de algodón. Antes de colocarlas de nuevo deberán estar totalmente secas.
 
3. Las distintas estancias deberán estar pintadas con colores claros. También es muy recomendable el uso de cristales interiores y espejos de grandes dimensiones. 
 
4. La organización debe elaborar un programa de formación periódico donde se informe a todos los trabajadores de las rutinas en cuanto a consumo energético que deben seguir. Este programa incluirá el uso responsable de los equipos eléctricos y electrónicos, de iluminación y de calefacción y refrigeración.
 
Todas estas medidas propuestas no implican ninguna inversión por parte de la empresa. Sin embargo, su aplicación significa una reducción de entre el 20 y el 30% de la factura eléctrica mensual.

miércoles, 21 de enero de 2015

Ciclo del Carbono (Efecto invernadero)

No hay comentarios:

Mediante el proceso de fotosíntesis, el CO2 previamente generado en procesos de combustión, se descompone liberando oxígeno puro a la atmósfera y fijando el carbono en la materia vegetal. Todo el CO2 que se produce en la combustión de la biomasa ha sido previamente fijado por la planta, por lo que la utilización de este tipo de energía no produce incremento neto de este gas de efecto invernadero en la atmósfera.
 
Este ciclo que se produce de forma natural recibe el nombre de ciclo del carbono y se define como las transformaciones químicas de compuestos que contienen carbono en los intercambios entre biosfera, atmósfera, hidrosfera y litosfera.
 
De este ciclo  depende la producción de materia orgánica en la Tierra. El carbono es un componente esencial para todas las formas de vida del planeta, ya que interviene en la fotosíntesis bajo la forma de dióxido de carbono o de ácido carbónico. Además, forma parte del compuesto fundamental para la alimentación y respiración de los seres vivos: la glucosa.
 
La reserva fundamental de carbono, en moléculas de CO2 que los seres vivos puedan asimilar, se encuentra en la atmósfera y la hidrosfera. Este gas está en la atmósfera en una concentración superior al 0,03% (300 ppm) y cada año aproximadamente un 5% de estas reservas de CO2 se consumen en los procesos de fotosíntesis. Esto implica que todo el dióxido de carbono se renueva en la atmósfera cada 20 años.
 
En el gráfico siguiente observamos la evolución de la concentración de CO2 en la atmósfera tomadas desde el Observatorio de Mauna Loa en Hawai, un estación de referencia ya que desde el año 1956 se encarga de monitorizar la concentración de gases en la atmósfera y muy especialmente realiza el seguimiento del dióxido de carbono.
 
 

En estas últimas cinco décadas, la concentración se ha incrementado en 100 ppm (partes por millón), ya que a mediados de los años cincuenta del pasado siglo la concentración era algo mayor a 300 ppm. A mediados de 2014 se alcanzó la cifra record de 400 ppm.
 
 
La vuelta de CO2 a la atmósfera se produce cuando en la respiración, los seres vivos oxidan los alimentos. En el conjunto de la biosfera la mayor parte de la respiración la realizan las raíces de las distintas especies vegetales y los organismos que habitan en el suelo.
 
De la misma forma que el CO2 es consumido por los organismos fotosintéticos, se reemplaza por medio de la respiración de los seres vivos, por la descomposición de la materia orgánica y como producto final de combustión de los combustibles fósiles, principalmente carbón, petróleo y gas natural.

Como conclusión podemos decir que en el ciclo del carbono participan tanto los seres vivos en su proceso natural de respiración y asimilación de alimentos, y otros  fenómenos naturales como pueden ser los incendios. Además, los seres vivos acuáticos toman el CO2 del agua, siendo los océanos los grandes contenedores de carbono, ya que la solubilidad del dióxido de carbono en el agua es muy superior a la que tiene el aire.

sábado, 27 de diciembre de 2014

Las empresas españolas diversifican riesgos fuera del país.

No hay comentarios:

Que la crisis ha venido para quedarse ya nadie lo discute. Podemos, por lo tanto, hablar de un nuevo modelo económico similar al americano en el que la intervención pública cada vez será menor, en el que alcanzar objetivos empresariales definidos en el corto plazo será una prioridad y en el que la contratación indefinida irá dejando paso a contratación temporal orientada a la consecución de un “proyecto”.

La contratación en este marco laboral, en el que las empresas españolas sólo pueden crecer, o al menos mantenerse, consiguiendo demanda de sus productos y servicios fuera de nuestras fronteras, es posible si este mercado cada vez es mayor.

En el sector energético y de infraestructuras las grandes empresas españolas están diversificando riesgos, explotando posibilidades que surgen en mercados asiáticos, latinoamericanos, norteamericanos y europeos.

Grandes parques eólicos on y offshore, centrales termoeléctricas y obras como la ampliación del canal de Panamá y líneas de trenes de alta velocidad son los proyectos estrellas que permiten a estas empresas mantenerse en el mercado.
 

Más información:
http://unef.es/RDP/2014-12-23/S88_00_20141223-0638_V2.PDF

martes, 11 de noviembre de 2014

El área de la energía centrará el impulso económico de la CE

1 comentario:
Que la Unión Europea no termina de remontar es un hecho más que evidente. No termina una crisis económica cuando ya ha comenzado otra. Además los supuestos periodos de crecimiento son demasiado endebles que cuanto a duración e intensidad.

Desde la Comisión se es consciente de esta circunstancia. Así que para encender la mecha de la reactivación económica definitiva se va a dotar un fondo de 300.000 millones de euros a distribuir entre 2015 y 2017. De esta forma se piensa que el pesimismo de inversores, empresas y consumidores dejará paso a un optimismo moderado que hará que los mercados se reactiven.

El sector energético será, junto a las telecomunicaciones y el transporte, el que mayor cantidad de recursos tendrá asignados. Ahora se está debatiendo en que zonas de la Unión serán donde se inviertan las mayores cantidades de recursos. España ofrece una situación geográfica envidiable para servir de puente entre el sur de África y Europa. Las redes de gaseoducto que el país ya tiene en funcionamiento, pueden extenderse hacia el norte de Europa. De esta forma se podrían cubrir nuevos cortes en el suministro de gas procedente de Rusia.

No obstante, otras zonas de la Unión, como son los países del Este también demanda grandes cantidades de recurso para modernizar sus infraestructuras energéticas, con lo cual la competencia en la caza de fondos será feroz.

De todos estos recursos deberían dotarse varias partidas para desarrollos energéticos sostenibles, ya que la dependencia energética de la UE es uno de los males endémicos de la Comunidad. En este sentido, el Comisario español de energía, Miguel Arias Cañete, tiene una oportunidad de oro para marcar tendencia. Veremos como define su estrategia...

Para más información:

http://cincodias.com/cincodias/2014/11/09/economia/1415552216_300690.html