viernes, 18 de octubre de 2013

Beneficio económico de las calderas de biomasa

6 comentarios:

¿Es realmente rentable a nivel económico escoger una caldera de biomasa? ¿Amortizaré la inversión inicial? Estas y otras preguntas son las que surgen cuando nos planteamos instalar una caldera de biomasa.

Lo primero que hay que saber es que se puede sustituir cualquier caldera por una de biomasa. La única diferencia sustancial entre este tipo de calderas y una convencional de gasoil o gas es que quema material sólido. De hecho, puede aprovecharse la instalación de otra caldera y el funcionamiento es muy similar: sirve para generar calor.

Existen calderas que queman pellet y otras que funcionan con varios tipos de residuos, las denominadas “policombustibles”. En este artículo, hablaremos sobre las calderas que utilizan pellet como combustible y las compararemos con calderas de gasoil y de gas natural.
Una caldera de pellets de uso doméstico oscila entre los 3.500 y los 5.000, dependiendo de su capacidad y rendimiento. A la hora de escogerla, debemos tener en cuenta las necesidades individuales de cada instalación y la potencia necesaria a instalar.
Aunque los precios de este tipo de calderas es algo superior a la de la instalación de calderas de gas o de gasoil, cuyo precio medio en el mercado oscila entre los 3.000 y 4.000 euros, existen una serie de consideraciones a medio y a largo plazo que pueden hacer que recuperemos la inversión en muy poco tiempo.
Subidas anuales

Las subidas anuales del material que utiliza cada caldera son una realidad. Según el instituto de estadística de la UE, el gas natural ha aumentado su precio en un 40% desde 2005, lo que supondría una subida superior al 4,4% anual.

Desde 2009, el precio del gasoil se ha incrementado en un 57%, pasando de los 0,86 euros a los 1’36 euros de agosto de 2013, según datos del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, lo que supone una subida aproximada del 11% anual.

Aunque los pellets y las astillas también sufren subidas cada año, estas son inferiores a los de otros materiales. De hecho, durante los años 2010 y 2011, el precio del pellet se mantuvo constante en 3,5 céntimos de euro por kW/hora, según datos del Instituto para la Diversificación y el Desarrollo energético (IDAE).
Precio de consumo

La Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (AVEBIOM), publicó recientemente un estudio realizado con el informe de precios energéticos liberalizados del IDEA de 18 de marzo, los últimos datos de gas natural, publicados en el BOE, y datos medios de mercado, del que se deriva que  la biomasa es el combustible con el precio más competitivo para el usuario.
El precio del gasóleo se sitúa en 8,71 céntimos de euro por kWh y el del gas natural en 5,75 c€kWh, precio al que debemos sumar el coste fijo mensual. Con la compra de pellet a granel, el precio puede bajar hasta los 3,38 c€kWh.

Teniendo en cuenta estos datos, la inversión en una caldera de biomasa se puede amortizar en 3 años asumiendo la subida del precio de los materiales y el coste de los mismos por mes. Esto significa que a partir de este tiempo, el ahorro que supone tener una caldera de estas características se convierte en constante, superando en muy poco tiempo la inversión inicial.

Para más información consultar la página del Grupo Biosan: http://calderasyestufasdebiomasa.es/




martes, 1 de octubre de 2013

Aparcamientos FV para la UMU seleccionado por la UE para “A world you like”.

No hay comentarios:

Los aparcamientos fotovoltaicos para el Campus del Espinardo de la Universidad de Murcia, fruto de un concurso público organizado por dicha universidad y ganado por la propuesta del estudio Ecoproyecta junto con la empresa Sol9, forman parte del proyecto Energía renovable para un campus sostenible que ha sido seleccionado por la Unión Europea para optar al concurso “A world you like” (El mundo que quieres). Este concurso pone a prueba iniciativas para reducir las emisiones de CO2 en Europa.

El objetivo era doble, por un lado dar solución a las pérgolas de tres aparcamientos en superficie, y por otro crear una instalación de energía solar fotovoltaica de 1.800 kW de potencia conectada a red. La novedad fundamental con respecto a otras instalaciones fotovoltaicas es que en este caso se ha coordinado el trabajo ingenieril de la instalación eléctrica con el arquitectónico de distribución de espacios y diseño estructural. Con esta colaboración profesional se ha conseguido sacar el máximo aprovechamiento a la instalación dándole valores arquitectónicos a la solución final.

Este proyecto, desarrollado en tres fases, ha sido adscrito a la iniciativa de Responsabilidad Social frente al Cambio Climático (RSCO2) desarrollada por el Gobierno de la Región de Murcia para que las instituciones y empresas de la Región orienten una parte de su responsabilidad social corporativa a ser solidarias con los ecosistemas de la Región en su preparación y adaptación al cambio climático. La iniciativa permite a la Universidad de Murcia certificar la reducción de sus emisiones de gases de efecto invernadero como consecuencia del desarrollo de este proyecto. Emisiones que según los cálculos disponibles ascienden a 1.400 toneladas anuales de CO2, el equivalente al consumo eléctrico anual de 1.146 viviendas.

Las actuaciones se desarrollan en tres aparcamientos en superficie: A1 junto a la Facultad de Informática, A2 junto al Centro Social y A3 en la Facultad de Trabajo Social. En general todas las pérgolas diseñadas cumplen una serie de criterios comunes, aunque cada una de ellas se adapta a su situación concreta. Entre los criterios comunes se encuentran:

1. Búsqueda de la mayor superficie de captación solar compatible con las sombras generadas, el tráfico y el funcionamiento general del aparcamiento. De esta manera se aumenta la potencia de la instalación y por tanto la energía solar aprovechada.

2. Consecuencia del punto anterior, es la obtención de una gran superficie de sombra que en muchos casos se proyecta más allá de las meras plazas de aparcamiento. Esto tiene un gran valor en una zona de veranos largos y calurosos como es el sureste español.

3. Consideración del peatón como un protagonista más del aparcamiento a la hora de diseñar las calles de circulación, espacios en sombra, los colores, etc.

4. Optimización del cálculo estructural y de los recursos utilizados, compatible con una distribución de apoyos en superficie que hagan cómoda la circulación de los vehículos. Para ello se ha buscado un equilibro entre la distancia de apoyos y la rigidez necesaria de las vigas que salvan dicha distancia.

5. Integración de los elementos estructurales en la propia instalación eléctrica, utilizando las correas como apoyo directo para los paneles y las vigas como canalización para el cableado. De esta manera se ahorra el uso de cubiertas encima de la estructura y además la instalación queda expuesta al público, quedando clara su finalidad energética.

El proyecto tiene la intención de ser el primer paso de una estrategia global de Autosuficiencia Energética en la Universidad de Murcia, basada en el desarrollo de otros proyectos de aprovechamiento de energías renovables como instalaciones de energía solar térmica (en desarrollo) e instalación de calderas de biomasa (en proyecto). Además esta estrategia de fomento de fuentes renovables será clave en la reducción de la Huella de Carbono de la Organización, actualmente en fase de análisis.

Para saber más: www.ecoproyecta.es